Follow by Email

miércoles, 27 de julio de 2011

Un ejemplo del trabajo interdiciplinario y la Antropología Ambiental

Nota tomada de :


Guaras en libertad con su belleza regresan a los bosques del valle de Copán

Polluelo es alimentado por su madre en el Parque Arqueológico de Copán.

* Impulsan su protección con educación ambiental comunitaria

Por: Ramón Wilberto Nuila Coto, Msc.
Email: ramonnuila@yahoo.es

En Copán Ruinas hay muy buenas noticias… Mientras cerca de 60 hermosas guaras rojas, sobrevuelan libremente el valle de Copán en más de 30 centros educativos de esta región del occidente del país, se impulsa un novedoso proyecto de educación ambiental comunitaria para promover su protección por parte de la población.

La Asociación Copán, que preside el conocido arqueólogo hondureño Ricardo Agurcia, impulsa estas acciones con el apoyo y asesoría de varios organismos especializados como MANCORSARIC

Ministerio de Educación The World Parrot Trust (WPT), Hartman Aviaries, Salva Natura de El Salvador, Macaw Mountain Investments – Parque de Aves Montaña Guacamaya, el Instituto Hondureño de Antropología e Historia (I.H.A.H.), Copán Maya Foundation (CMF) y el Instituto de Conservación Forestal, Departamento de Áreas Protegidas y Vida Silvestre (ICF).

Copán y el (Ara macao)

Uno de los afiches de la campaña educativa ambiental en Copán.

El ave nacional, la Guacamaya Roja (Ara macao) o Guara Roja, es una especie amenazada y protegida por la legislación del Estado de Honduras a través del ICF y su Departamento de Áreas Protegidas y Vida Silvestre. Consecuentemente es la responsabilidad de todo ciudadano, contribuir a su rescate. El objetivo principal de este proyecto es el de proveer condiciones aceptables para que la población de aves existentes en el Parque Arqueológico de Copán y el Parque de Aves Montaña Guacamaya mantengan su salud y mejoren su reproducción. A la vez se espera estimular el vuelo libre de estas aves.

Además de ser el Ave Nacional de Honduras (según Decreto Ejecutivo N° 36-93; emitido el 28 de junio de 1993), la guara roja fue una de las aves más sagradas de los antiguos mayas. Su figura se ve representada en muchos monumentos y en especial, en el Campo de Pelota del Parque Arqueológico de Copán.

El proyecto contribuirá directamente a mejorar la condición nutricional y de salud de estas aves, apoyará e incrementará su capacidad reproductiva con mejores nidos y aviarios de liberación, y concientizará a los vecinos sobre la necesidad de proteger esta especie. A su vez este proyecto impulsará al turismo ecológico en el valle de Copán y promoverá estrategias de desarrollo respetuosas del entorno natural y el uso racional de los recursos ambientales.

La belleza de estas aves las convierte en animales muy susceptibles al acoso por parte del humano, particularmente en la forma de captura y cacería. Es igualmente notable la alteración de su hábitat. Como las guacamayas rojas se movilizan por una zona algo amplia (aproximadamente 50 km2) su conservación dependerá de la educación y la cooperación interinstitucional.

Diversos materiales divulgativos, forman parte de este esfuerzo de varios organismos gubernamentales y no gubernamentales.

La guacamaya roja es una de las especies más depredadas por su característico plumaje y por su enorme valor comercial en el mercado negro.

Existe en la zona un pie de cría con dos poblaciones (Parque Arqueológico de Copán y el Parque Montaña Guacamaya) con un número significativo de individuos (60) que conlleva la diversidad genética adecuada. Adicionalmente, en ambos sitios las aves comienzan a volar libremente y se están reproduciendo de forma lenta.

Debido a la tala de los bosques durante las décadas pasadas y a los continuos incendios forestales, no existen actualmente las condiciones ideales de reproducción y alimentación en el entorno del valle, por lo que se hace imprescindible el reforzamiento de las poblaciones existentes y del ambiente que las rodea para contribuir a su crecimiento y vuelo libre.

El mantenimiento de poblaciones de esta especie protegida es un atrayente turístico para el municipio, que influye directamente a la industria turística (que es la principal generadora de empleo y de ingresos en Copán Ruinas) y en la mejora de la imagen local y nacional.

Educación ambiental comunitaria

El programa de educación tiene como objetivo principal el de capacitar y concientizar a los pobladores del municipio de Santa Rita y Copán Ruinas, en la importancia de proteger y conservar la fauna existente en la zona, en especial las guaras (guacamayas, papagayos, como también se les llama), que existen en el Parque Arqueológico de Copán y en el Parque de Aves Montaña Guacamaya; con el fin de aumentar el número de guaras; para que en el futuro, puedan volar libremente en el valle.

Centenares de niños y jóvenes de centros educativos en el valle de Copán, participan en este programa interactivo de educación ambiental.

Siendo la misma población, uno de los factores negativos en la conservación de las guaras, se hace necesario la ejecución de un Programa Educativo dirigido a la niñez, con el fin de concientizarlos en la importancia de la protección y conservación de las guaras como parte de los recursos naturales.

Al volar las guaras en el valle, este acto se convertirá en un atractivo más para los turistas nacionales y extranjeros. Esta experiencia ya se puede disfrutar en el Parque Arqueológico de Copán Ruinas, cuando las guaras vuelan libremente sobre los monumentos arqueológicos.

Las guaras y en especial la guara roja (Ara macao), fue una de las aves sagradas de los mayas. Su figura se ve representada en los monumentos y en especial, en el Campo de Pelota del Parque Arqueológico de Copán.

La reproducción y la vida en libertad de la guara roja es amenazada por los siguientes factores:

En Copán Ruinas (y en Honduras en general), existe la costumbre, especialmente en los niños y jóvenes, de matar aves y mamíferos con ondas y armas de fuego. Las guaras pueden ser atrapadas ilegalmente para venderlas como mascota. Falta de conocimiento sobre la forma de alimentarlas. Falta de conocimiento de la importancia de la guara, como parte del patrimonio cultural y natural, orgullo de la comunidad y atractivo turístico.

Entre las posibles soluciones a esa problemática, la Asociación Copán considera que hay que educar a la niñez en el sentido de que la matanza de las guaras no sólo es ilegal, sino que no es ético matar cualquier animal sin razón alguna. En vez de matar o dañar a los animales, trataremos de involucrar a la niñez y jóvenes en actividades positivas y constructivas que mejoren y protejan la vida de las guaras y los recursos naturales en general. A la vez, hay que enfocar en que un ambiente sano (sin contaminación y deforestación), aparte de ser beneficioso para el hábitat de las guaras, es de beneficio para la comunidad.

La guara roja, fue una de las aves sagradas de los mayas y su figura está en los monumentos como el Campo de Pelota del Parque Arqueológico de Copán.

Por otra parte, la captura y venta ilegal de las guaras, puede generar ingresos, pero conlleva consecuencias legales severas, entre ellas, multas o detención del hechor, al encontrársele en la ejecución de este delito. Además, hay que concientizar a la población en general que las guaras, como mascota, requieren de una dieta y atención especial. Hay que capacitar a las autoridades (policías, líderes comunitarios, etc.) sobre el programa y conservación de las guaras, para que las leyes existentes se ejecuten.

Asimismo, el conocimiento sobre las guaras ayudará a que la niñez se identifique con esta ave, lo cual resultará de beneficioso en su protección. A través de un programa educativo, se podrá lograr un beneficio compartido de orgullo y respeto a las guaras, que son parte de nuestra cultura.

Simultáneamente con el programa de reproducción, alimentación, y sanidad animal para la puesta en libertad de las guaras, se desarrollará un programa educativo en treinta escuelas ubicadas en el valle de Copán, desde el municipio de Santa Rita hasta la frontera con Guatemala en el municipio de Copán Ruinas.

El programa consiste en talleres mensuales impartidos por los maestros de los centros educativos, con el fin de orientar, concientizar y capacitar sobre las características de las guaras y la importancia de su protección y conservación.

Las guaras, son otro de los atractivos para los miles de turistas que cada año visitan esta zona de Honduras.

Después de la capacitación inicial de los maestros, se entregará mensualmente un paquete educativo con información, cuentos, material visual, hojas de actividades e ideas para manualidades dinámicas; todo relacionado al tema de la protección de las guaras. Los maestros impartirán los talleres mensuales en sus centros educativos, a los alumnos del primero hasta el sexto grado.

Cada mes, los maestros seleccionan el mejor resultado de cada manualidad, que luego entregarán a la Asociación Copán. Mensualmente se entregará un premio al mejor trabajo (el que será anunciado por radio y televisión local) lo cual funcionará como incentivo, tanto para los niños como para los maestros.

En el programa educativo, incentivaremos a la niñez, a compartir sus conocimientos con sus padres y otros familiares, con el fin de divulgar el mensaje, sobre la conservación de las guaras.

Los guías del Parque de Aves Montaña Guacamaya, visitarán cada escuela con ejemplares de las guaras, para que los alumnos las puedan apreciar y tocar. Dos veces por año, se publicará un boletín informativo sobre las guaras, el avance en el programa de reproducción y contribuciones de los niños participantes en el programa, (dibujos, cuentos, poesías, etc.). Se entregará una copia del boletín a cada niño.

Más de 60 guaras rojas, viven libremente y legalmente protegidas en esta región del occidente del país.

Al final del año escolar, se organizará un festival en Copán Ruinas, con el fin de exhibir los resultados del proyecto e incentivar a los participantes para darle seguimiento al programa. El festival se realizará como clausura del Programa Educativo del 2011; como incentivo para los maestros y niños participantes y al mismo tiempo para informar al público en general, sobre los logros obtenidos en el proyecto de reproducción y conservación. El festival se puede llevar a cabo en el Parque Central o en el Fuerte Cabañas. Se inicia y termina el proyecto con encuestas (una para los niños participantes, una para los maestros y otra para los padres de familia), con el fin de comprobar los conocimientos obtenidos.

El programa se desarrolla en las comunidades siguientes:

Zona Este: Santa Rita de Copán (Escuela “Saúl Bueso Castañeda”), El Bonete, El Jaral, pertenece al municipio de Santa Rita de Copán, El Barbasco, San Rafael y La Pintada
Zona Sur: San Isidro, El Sinaí, La Estanzuela y La Laguna
Zona Oeste: Monte Los Negros, El Chilar, Boca del Monte, Hacienda Grande, Carrizalón, Nueva Esperanza, Carrizalito II, Corralito, Rincón del Buey, Choncó, San Antonio Tapescos, Llano la Puerta, Santa Cruz y Ostumán.
Zona Norte: Llanetillos, El Quebracho, El Tigre, Sesesmil I, Sesesmil II y El Malcote
Otros centros educativos, considerados para involucrarlos en el programa, de forma más específica: Escuela “Juan Ramón Cueva”, Escuela Evangélica Amigos, Escuela Bilingüe Mayatán, Instituto Dr. “Jesús Núñez Chinchilla”, Escuela Los Pinos, Santa Rita de Copán, Casa Populorum,
Biblioteca Pública, Copán Ruinas, Copán y escuelas dominicales.

(Agradecemos toda la colaboración facilitada por la Asociación Copán, para la elaboración de este reportaje)

Para mayor información sobre el tema, consulte a.
Asociación Copán, Copán Ruinas, Honduras
Teléfono: (504) 26 51 41 05
Correo electrónico:guaras2011@yahoo.comwww.asociacioncopan.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada